Conducta de ingesta. El conductualismo y relación con los alimentos o comida.

/ / Alimentación
ControlDeIngesta Jesús Márquez Nutrición

Una de las funciones necesarias e imprescindibles para la supervivencia de los organismos es la alimentación, pues de ella depende no solo la cantidad de años que un individuo vivirá, sino también la calidad de esos años vividos.

Los alimentos suministran a los organismos la energía necesaria para vivir y desarrollar las actividades que les permiten llevar a cabo sus funciones dentro de los límites compatibles para la vida, por lo que, dada la relevancia de esta conducta, no debe resultar extraño que la evolución haya dotado a las distintas especies de mecanismos que aseguren que los individuos intentarán, por todos los medios, obtener los alimentos que necesitan para vivir.

Este aspecto del funcionamiento cerebral en respuesta a la comida tiene como consecuencia que, en ocasiones, ese exceso de ingesta resulte perjudicial para la salud dando lugar a la aparición de la obesidad

La regulación de las pautas alimenticias y de las cantidades de comida que ingieren las personas es llevada a cabo principalmente por el sistema neuroendocrino. Por tanto gran parte en el cerebro ocurren muchas cosas, se localizan los circuitos y mecanismos necesarios para que la conducta de ingesta. Estos circuitos ejercen sobre los diferentes procesos fisiológicos relacionados con el metabolismo energético que tienen lugar durante la ingestión de los alimentos y en el ayuno. Pero no solo existen estos circui-tos relacionados directamente con el control del inicio y cese de la ingesta, además, también se localizan en el cerebro otras redes neurales (una temática muy bonita, pero muy tediosa de explicar, de todas formas sentar catedra en esto lo veo arriesgado), haciendo que esta conducta resulte lo suficientemente motivante y atractiva como para comer alimentos con alto valor energético incluso cuando no es estrictamente necesario para la supervivencia.

Y como casi que esta de moda, la Homeostasis, es el equilibrio en su máxima expresión,  regula por el sistema neuroendocrino, mediante el cual el medio interno se mantiene dentro de los límites adecuados para que el organismo pueda realizar sus funciones de forma óptima. En otras palabras, que todo este en un rango super controlado.

Homeostasis

Equilibrio en el que los organismos más evolucionados mantienen las variables fisiológicas internas.

Gran parte de la actividad que desarrollan los seres vivos tiene como objetivo mantener las constantes vitales que les garanticen la supervivencia, así que dicho esto, los organismos desarrollan una serie de conductas que les procuran los medios para mantener el equilibrio del medio interno. Estas conductas se las denomina motivadas, que se podrían definir como las respuestas que emite un organismo dirigidas a la consecución de un objetivo y cuya ejecución depende de una serie de fuerzas que actúan desde dentro y fuera del cuerpo.

Así que únicamente no se tendrá en cuenta la carga génica del sujeto, sino la del propio ambiente, como si tuviera un switch de apagado y encendido que provoca ciertas conductas.

Nosotros  estamos expuestos a un ambiente de condiciones muy cambiantes, por lo que, para garantizar que las constantes vitales se mantengan dentro de ese límite compatible con la vida, parece necesario que el organismo cuente con un mecanismo de regulación con el que responder a los cambios tanto internos como externos que se pudieran producir.

Este mecanismo regulador existe y lo proporciona el sistema neuroendocrino, ya que posee las herramientas necesarias para adaptar las condiciones internas del organismo a las variaciones que experimenta el ambiente. Así el ambiente es lo que nos rodea, no pensemos que el ambiente es el medio natural, sino todo, personas, trabajos, contextos. Según lo maleable a nuestro entorno el sujeto podrá tener una mayor experanza de sobrevivir.

La conducta de ingesta no puede restringirse al mero proceso de alimentación como tal, es mucho más, desde que se elige, su hidrolisis, su absorción. Es mucho más, Por qué las personas comienzan a comer o por qué dejan de hacerlo depende de muchas variables tanto externas como internas, es necesario conocer las características del sistema digestivo y su funcionamiento, al menos, de una manera general.

El organismo necesita mantener sus funciones en un punto de equilibrio y, para ello, la ingestión de alimentos y la energía que estos le proporcionan son fundamentales. Cuando una persona siente hambre, come, y unas horas después, cuando vuelva a sentir hambre volverá a comer, por tanto, es importante conocer los procesos fisiológicos que se producen durante la ingestión de alimentos y no un hambre hedónico. Donde en este último se atiende mucho más a trastornos.

SUBIR