.

Grasa y más grasa, su almacenamiento por culpa de una mala noche.

/ / Alimentación, Fisiología
GrasaInsomnio_JesusMarquezNutricionSevilla

Grasa y más grasa, su almacenamiento por culpa de una mala noche,  si la gente coloquialmente denomina que cosas como “el refresco, el pan, las galletas, engordan” no estaría mal incluir en esa lista que “el no dormir suficiente y el estrés, también engorda”, para generar una conciencia de su importancia.

Grasa y más grasa, su almacenamiento por culpa de una mala noche, y aunque la realidad es que ningún alimento haga ganar grasa directamente (el refresco es una importante fuente de calorías que no sacia, el pan y galletas pueden aportar muchas kcal y desplazar el consumo de verduras, frutas y otros alimentos de interés nutricional y menos calóricos) en el caso de la falta de un sueño reparador los mecanismos son un poco más complejos. De todas formas sobre esto se habla mucho, si más calidad o mas horas y no queda claro que tiene más peso. Así que según donde busques puedes encontrar algo a favor de uno u otro.

Recuerda tu último desvelo, tu última mala noche, ¿cómo te levantaste, no tomaste malas decisiones ?. Si fue entre semana, quizá te hizo despertarte más tarde y desajustar algunos planes de tu día, si sueles desayunar probablemente ese día no te dio tiempo o terminó siendo algo “rápido” como un vaso de leche o comprando algo cerca del trabajo, además de que sentías más hambre y sobre todo más antojos .

No era necesariamente una ensalada de espinacas al vapor lo que más te apetecía y lo sabes,…Y con el detalle de estar el resto del día con sueño e ir al gimnasio por la tarde era de tus últimas opciones, además de no considerar que, si te dio hambre en la noche durante tu desvelo, de nuevo, es poco probable que hayas decidido preparar unos garbanzos con verdura, sino optar por algo más “práctico” que además, suele ser más calórico y si lo trasladamos a un fin de semana, muy probablemente también estaríamos hablando de alcohol en toda esta ecuación.

para explicar la falta de sueño con el aumento de peso, además de describir a detalle esos mecanismos, como es en este caso, un desregulación de hormonas como la ghrelina (una de las hormonas del hambre), del cortisol, una disminución de la sensibilidad a la insulina, entre otras, que teóricamente al menos, nos ponen en un estado más receptivo para acumular grasa con un peor “reparto de calorías” , es decir, que las calorías que comas se almacena no servirá para almacenar.

Lo que es un hecho, es que el sueño, su duración y calidad es una pieza más del rompecabezas del exceso de tejido adiposo en el cuerpo. Pero ojito, no estoy diciendo que aquellos que sean “delgados” estan sanos para esto también existe un sindrome llamado TOFI. Pero ya de esto ya te lo cuento mejor otro día.

Hello World!

SUBIR